La vie impossible de Curtis Putralk

La vie impossible de Curtis Putralk

CURTIS PUTRALK

Une pratique de soi, la vie comme oeuvre d’art 

Curtis Putralk es uno de los personajes creados por Viviana Méndez Moya, con el fin de tomar “su vida” como un ejercicio de creación permanente.

Esta idea fue planteada por  Michel Faucauld “hacer de su vida una obra de arte”, como una posible alternativa de escape a nuestra herencia cultural cristiana. A la que sin estar más bajo el control de sus obligaciones y prohibiciones , seguimos activando las prácticas éticas que ella inventó.  

« Mi proposición es justamente la de salir de la relación a sí mismo como una introspección donde uno debe llegar a conocerse y a juzgarse, a reconocer lo auténtico y lo falso que hay en cada uno y a forjarse como una persona entera e inamovible.  Mi plan es descubrir una relación consigo mismo como actividad de transformación permanente, reconociendo que existe en nosotros mismos todas las posibilidades para crearse e inventarse. Es el proceso de expansión de la energía creativa, como fuerza fundamental de nuestra naturaleza. »

La práctica de sí mismo como una actividad creativa permanente y cambiante puede ser una actividad  subversiva en la medida que no se ajusta a los modos de producción capitalista, puesto que adquiriendo el poder de renovar su existencia  encontrando sentidos nuevos en sí mismo escapamos al ciclo de producción y consumo.

Ser uno mismo, recargarse, buscar autenticidad, hacer terapias, etc., es perfectamente integrable en el sistema. Los sociólogos incluso han sugerido que la ideología de la autosuficiencia y la realización personal fueron « el nuevo espíritu del capitalismo ». Pero hay algo en la actividad estética (y por lo tanto en la estética de uno mismo) que resiste la utilidad y la eficiencia, algo que está del lado de la pérdida, del límite, de la resistencia, obtuso a cualquier forma de eficiencia.*

  • M. Faucauld